fbpx

Comunicado de EDULACTA sobre lactancia materna y caries

Ante la entrevista publicada el 15 de Enero por el diario local “La Nueva España” de Oviedo a la odontóloga Carmen Pérez Velasco, queremos expresar nuestro desacuerdo por las declaraciones de esta profesional que van en contra de todas las recomendaciones oficiales y en contra de la evidencia científica.

Es por esto que queremos afirmar que la lactancia materna no provoca caries y así lo vamos a explicar a continuación.

Estas declaraciones van en contra de la salud pública y nos parecen graves hay un boom exagerado de caries en niños y es el resultado del abuso de la dichosa teta…tener a los niños colgados del pecho de sus madres más allá de los seis meses perjudica muchísimo a los dientes. Por muy de moda que se haya puesto dar la teta más de medio año, hay que saber que no son todo bondades”.

Las recomendaciones oficiales tanto de la OMS como de la Asociación Española de Pediatría es que los bebés tomen leche materna en exclusiva hasta los seis meses de vida, a partir de ese momento que tomen leche materna combinada con otros alimentos hasta al menos los dos años y a partir de los dos años hasta que la madre y el niño lo deseen ya que no hay evidencia de que esa lactancia que ocurre tras ese periodo de tiempo pueda ser perjudicial ni para la salud del niño ni para la salud de la madre.

Estas recomendaciones oficiales se basan en la evidencia científica acumulada a lo largo de los años que ha demostrado en repetidas ocasiones que la lactancia materna es sinónimo de salud.

La lactancia materna no puede considerarse una moda puesto que es la forma fisiológica de alimentación del ser humano y así se ha llevado a cabo durante miles de años.

En cuanto a la relación de la lactancia materna con las caries queremos comentar:

  • El Comité de lactancia materna de la Asociación Española de pediatría emitió en 2015 un documento en el que se explica por qué la lactancia materna no provoca caries (se puede consultar aquí)
  • Revisando la boca de infantes en la prehistoria se ha visto que no sólo no tienen caries, sino que además tienen el arco del paladar mejor formado que en la actualidad. Teniendo en cuenta que estos niños tomaban pecho durante mucho tiempo (años) debemos pensar que existe otra diferencia entre los niños de la prehistoria y los niños actuales (consultar investigación del Dr. Brian Palmer aquí).
  • La fisiología del amamantamiento hace que la leche no se quede en la boca durante mucho tiempo porque el pezón llega hasta el punto entre el paladar blando y duro y se ingiere enseguida.
  • La composición de la leche materna podría prevenir la presencia de bacterias cariogénicas y la desmineralización: factores que inhiben el crecimiento bacteriano, bacterias que compiten contra las cariogénicas, minerales, pH adecuado, etc,
  • No debemos olvidar que la caries es una enfermedad multifactorial en la que intervienen varios factores: genéticos, alimentación (los alimentos ricos en azúcar tienen mucho más riesgo), la higiene, existencia de bacterias cariogénicas, etc. Atribuir la caries a un único motivo no tiene ningún sentido.

Por tanto queremos concluir que los profesionales sanitarios debemos basar nuestras opiniones y recomendaciones en la evidencia científica y siempre pensando en la salud de los pacientes, no en nuestras opiniones personales porque eso nos puede provocar situaciones como la que ha ocurrido: una odontóloga vertiendo su opinión sesgada y en contra de la evidencia en la prensa.

Desde EDULACTA pedimos al Director del periódico en cuestión que emita una nota aclaratoria, una fe de erratas o alguna información que aclare esta publicación con datos erróneos.

Fdo. Ruth Giménez y Pilar Martínez

EDULACTA

 

2019-01-16T22:25:21+00:00

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies